Crianza

DICIÉNDOLE ADIÓS A LA CAMA DE LOS PAPÁS

Escrito por la Psicóloga Infantil Melissa Bretel Maia

Para muchos niños dormir con sus padres se ha convertido en un hábito y en algunos casos somos los padres quienes impulsamos esta costumbre. Pero a pesar de que ambas partes disfruten pasar la noche juntos, el desarrollo emocional del niño puede verse afectado. Sin embargo, cada familia debe decidir cuándo es el momento exacto para que el pequeño de la casa duerma en su propia habitación. Si creen que ya es hora de independizarlo, la Psicóloga Infantil Melissa Bretel Maya nos brinda algunos consejos para realizar este proceso de la mejor manera posible y sobre todo con mucho amor:

1) Crea momentos que le den seguridad

el niño debe descubrir el placer de dormir solo y puedes ayudarlo leyendo un cuento, cantando una canción o pasar el tiempo conversando mientras lo abrazas y lo mimas. Este momento sustituirá la sensación de seguridad que él busca cuando quiere dormir en la cama de sus padres.

2) Acompaña

si se levanta en la mitad de la noche con cualquier excusa y aunque sea tentador permitirle que se acueste contigo, lo ideal es acompañarlo a su cama transmitiéndole tranquilidad y puedes quedarte con él hasta que se duerma.

3) Dale opciones claras

se puede establecer una hora aceptable por las mañanas para que los niños entren en la cama con ustedes. Pueden decirles que cuando salga el sol, recién pueden ir a la cama con papá y mamá porque el sol duerme solo y no le pasa nada.

4) Celebra sus logros de forma divertida

también pueden colocar en su cuarto un cuadro en el cual el niño vaya marcando con stickers los días que logra dormir solo en su cama durante toda la noche y cuando llegue a un número determinado de días sabrá que recibirá una sorpresa.

Es muy importante ser muy pacientes y comprensivos porque cada niño necesita su propio tiempo para adaptarse. Puede ser que a algunos les tome sólo unos días y a otros semanas o meses.

17 noviembre, 2017 / by / in ,
5 ASPECTOS POSITIVOS DE LOS TERRIBLES 2 AÑOS
Escrito Por: Melissa Bretel Maya. Psicóloga Infantil

Constantemente escuchamos lo terrible que pueden ser ciertas edades en nuestros pequeños, como por ejemplo los 2 años. Sin embargo hay que conocer también el lado positivo de esta etapa para que podamos comprenderla mejor y disfrutarla.

1)   Tu hijo percibe que puede caminar y explorar el mundo por sí solo. Dale la oportunidad de probar su independencia. Si ve que algo le cuesta, no dudará en pedir tu ayuda. No te olvides que su perseverancia lo motiva a superarse.

2) Cada día con tu hijo te darán momentos llenos de risas y ternura. Está aprendiendo a expresar lo que le causa asombro y alegría. Desconoce la vergüenza; baila, canta y hace travesuras. Busca tu celular y tómale fotos. Éstas serán sus recuerdos más divertidos!

3) Tu pequeño quiere vivir días de aventuras. Aprovecha esta etapa para divertirse juntos pues todo lo que comparta contigo será inolvidable para él.

4)  Las rabietas en muchas ocasiones son inevitables. Tu paciencia es puesta a prueba todos los días.  Respira, cuenta hasta 10 y tranquilízate porque eres tú quien debe enseñarle a manejar adecuadamente sus frustraciones. Así que también aprendes a valorar los días que no presente una pataleta en público o a solas contigo.

5) Hará de todo para demostrarte que eres muy importante para él. Te llena de besos,  abrazos y te dice “mamá te amo”.

17 noviembre, 2017 / by / in ,
4 PAUTAS PARA MANEJAR LA FRUSTRACIÓN EN LOS NIÑOS
Escrito Por: Melissa Bretel Maya. Psicóloga Infantil

Es normal que los niños experimenten frustraciones por distintos motivos y más aún que lo expresen mediante un comportamiento agresivo, abandonando la tarea que estaban realizando y demanden mayor atención. También suelen manifestar ansiedad o algún rasgo de inseguridad al sentirse frustrados. Estas actitudes nos indican que aún no han aprendido a gestionar adecuadamente esta emoción y como padres debemos ayudarlos a través del respeto y la empatía. La Psicóloga Infantil Melissa Bretel Maia nos da 4 pautas:

1) Brindar buen ejemplo:

Como padres nos pasamos todo el día dándoles indicaciones, sin embargo para ellos vale más lo que ven en nosotros al actuar y expresarnos.  Al momento de detectar una frustración en tu hijo, conserva la tranquilidad y háblale con calma para que se sienta contenido.

2) Ayúdalo a identificar la frustración para que pueda entender mejor lo que le está sucediendo, puedes iniciar el diálogo siendo empático: “Parece que estás enojado por algo, cuéntame para que lo resolvamos juntos, quiero ayudarte”.

3) Al buscar juntos las soluciones, llévalo a la reflexión y que él solo vaya encontrando cómo enfrentarse al problema: “Entiendo tu enojo, ¿pero que se te ocurre que se pueda hacer ahora?”.

4) Es muy importante tratar siempre de reforzar las acciones positivas o que nuestro hijo está haciendo bien. Así lograremos incrementar su autoestima, transmitirle seguridad frente a la adversidad y motivar su energía por aprender.

 

17 noviembre, 2017 / by / in ,
7 consejos para poner límites en casa

Escrito por: Psicóloga Infantil Melissa Bretel

En el momento que tu hijo conozca los límites en casa, respetará a la autoridad, sabrá relacionarse adecuadamente con sus pares y comprenderá las consecuencias de su comportamiento. Aquí tienes algunos consejos básicos para empezar a poner estos límites en tu hogar:

  1. Como mamá debes ser objetiva, brindando ordenes simples y fáciles de entender
  2. Toda orden tiene que ser dad de forma positiva y con amor, para que así sienta que su ayuda es útil.
  3. Dale siempre dos opciones, así tu hijo creerá que él está tomando la decisión y hace lo que prefiere.
  4. Educa a través de los valores y explícale porque existen las reglas y las consecuencias.
  5. Tu hijo sigue tu ejemplo, así que debes ser coherente y cumplir las reglas impuestas en casa. Evita ser flexible cuando se niegue a cumplirlas.
  6. Controla tu temperamento, aunque estés molesta. Intenta no gritar, pero mantén un tono firme para que tu hijo entienda que su única opción es obedecer.
  7. Nunca rechaces a tu hijo por un mal comportamiento. Él debe entender que tu molestia es por su mala conducta, no porque crees que él es malo.
20 abril, 2017 / by / in